No importa la edad para comenzar a estudiar Gastronomía

no-importa-la-edad-para-comenzar-a-estudiar-gastronomia

El mundo de la gastronomía es muy interesante y cautivador, muchas personas se sienten atraídas hacia él. Algunos la practican en casa y muchos otros sólo la disfrutan como comensales. Pero si tú quieres ser Chef y te preguntas si aún estas a tiempo de estudiar una licenciatura.

En este artículo, conocerás la historia de Eva Marina Alva Bucio, estudiante del Centro de Estudios Superiores Corbusé campus Parque Hundido, que actualmente está cursando el cuarto cuatrimestre de la licenciatura y tiene 46 años, que ha demostrado que no importa la edad para estudiar Gastronomía.

¡No dejes de leer!

No importa la edad para estudiar Gastronomía

Como muchos apasionados de la cocina, Eva Marina aprendió a cocina en casa y le gustaba mucho preparar las cosas ella sola, sin la ayuda de nadie.

De acuerdo con Eva Marina, ella comenzó a ser independiente económicamente desde los 15 años, y tenía que preparase su comida. Y a partir de un tema de salud por el que atravesó, se tuvo que meter más en la creación de su comida, ya que era muy diferente a lo que comía su familia.

“Mucho tiempo trabajé en el sector automotriz y financiero, hice una carrera administrativa y me dedique a desarrollarme en esta área”,  comentó.

Sin embargo, confesó que el gusto por la comida siempre ha sido parte de su vida, incluso, comentó que muchos de sus compañeros de trabajo le pedían referencias de buenos lugares para comer.

“Hace dos años tuve una situación en donde trabajaba que empezó a afectar mi salud y mi médico me recomendó que me tomará 3 meses para recuperarme o dejar mi trabajo”, explicó.

Eva Marina decidió dejar su trabajo para recuperar su salud; pero eso no la detuvo para seguir activa, y como la comida siempre ha sido algo muy importante para ella comenzó a buscar cursos de repostería.

“Tomé un diplomado y aprendí muchas cosas, sobre todo la diferencia entre cocinar en casa y hacerlo de manera profesional. Así que comencé a buscar cursos de comida francesa, mediterránea y oriental, ahí fue cuando llegué a Corbusé”, relató.

Al llegar Eva Marina a la cocina de Corbusé y conocer más sobre la licenciatura, confiesa que se enamoró de todo eso y decidió estudiar la carrera, sin importarle la edad que tenía, ella quería convertirse en una profesional de esta área.

“No me importó que la mayoría de mis compañeros fueran más jóvenes que yo. Siempre he sido el tipo de persona que cuando tengo ganas de hacer algo lo hago sin dudar.

Entonces, entré a la licenciatura y, efectivamente, todos mis compañeros estaban muchos jóvenes; pero muchos de ellos ya tenían experiencia en restaurantes, pues la mayoría ya habían trabajado en estos lugares y yo no”, explicó.

Un reto al que se enfrentó, más que a la diferencia de edades, fue a los conocimientos que muchos de sus compañeros ya tenían sobre el manejo de utensilios y equipos de cocina.

Eso la hizo esforzarse más para alcanzar el nivel que ellos tenían y aprender sobre los nombres de los utensilios, equipo, cortes, etc.

Durante el segundo cuatrimestre de la carrera, Eva Marina dijo que el director del campus, Juan Carlos Solares, la inspiró mucho, “pues es una persona que trasmite la pasión por la cocina”.

“También, lo que me ayudó mucho fue que no me quedaba con la duda de las cosas que no entendía y lo que hacía era ponerme a investigar. Así como a practicar todo lo que veíamos en clase en mi casa”, comentó.

Retos que trae el mundo: la pandemia y estudiar en línea

Muchos retos son los que uno enfrenta al momento de lanzase a realizar sus sueños, ya sea por la edad, la condición económica, la falta de tiempo y muchas veces por circunstancias que son ajenas a nosotros, como la pandemia.

El tercer cuatrimestre también fue un reto para Eva Marina, pues además de que el mundo se había casi paralizado por la pandemia, sufrió un accidente muy fuerte.

Pero no la hizo detenerse, pues a pesar de que las clases eran en línea continúo con sus estudios y logró sacar provecho a la situación.

“Muchos lo dudarían, pues la Gastronomía es una profesión que requiere presencia; pero en particular esta situación de la pandemia a mí me enseñó que uno debe adaptarse a las circunstancias; no siempre serán las ideales.

A mí, me gustó mucho Corbusé por el tema de que contaba con 80% práctica y 20% teoría; y creo que al final, el traslado de las clases presenciales a las virtuales lo hicieron muy bien.

Ya que todos los lunes, tenemos teoría, luego los martes nos dan una conferencia magistral, los miércoles debemos recoger nuestro material, los jueves y viernes preparamos los platillos para que nos califiquen.

Cuando estamos preparando, siempre debemos tener la cámara abierta para que los Chefs nos puedan ver desde cómo vas elaborando hasta el proceso de montaje del plato”, contó Eva Marina.

Para ella, este cambio de lo presencial a lo virtual en realidad no ha hecho que el conocimiento y aprendizaje-práctica disminuya, y ha encontrado ventajas que tal vez estando en la cocina de la escuela no habría aprovechado.

Uno de los beneficios de tomar sus clases en casa es que ha aprendido a adaptarse al entorno que su cocina le da, pues a comparación de una cocina profesional hay cosas que no se tienen; pero toda buen Chef debe aprender a solucionar.

Es decir, si no cuentas con una taza medidora, pues entonces “usas el vaso de la licuadora”; no siempre te encontrarás en un ambiente ideal y no puedes decir que no vas a hacerlo por eso.

“Hay algo que el director de campus Parque Hundido siempre dice: Soluciona. Si no tienes algo, entonces debes pensar qué te puede servir de lo que tienes para sustituirlo, la improvisación es algo que este ambiente nos ha dado y nos obliga a hacer a un lado el no puedo o no tengo.

Todo lo que preparamos lo hacíamos en la cocina de la escuela; pero cuando llegabas a casa igual no te salía el pastel porque no conoces tu horno. Ahora, esta situación te obliga a conocerlo y a saber cómo usar las herramientas que tienes en tu casa.

Durante las clases presenciales, en la práctica cada uno se repartía una labor; ahora lo tienes que hacer todo tú. Esto es una ventaja porque te estas involucrando en todos los procesos y no sólo en uno.

Por eso hay que aprovechar que estamos obteniendo experiencia para cocinar en cualquier lado y también en una cocina profesional”, señaló.

El uso de plataformas virtuales no puede limitarte para aprender

Para Eva Marina, el uso de algunas plataformas digitales no era nuevo, pues algunas de las materias que lleva en la licenciatura de Gastronomía requieren el uso de éstas, ya que son materias que requiere la SEP.

Pero, desde que comenzó la pandemia, tuvo que adentrarse al conocimiento de plataformas como Zoom, Teams  y otras para poder dar seguimiento a las clases virtuales, así como para poder participar en las dinámicas que les solicitan los Chefs instructores.

“Al principio es un reto porque tienes que aprender cómo usarlas, ya que cuando entras a las sesiones no podías escuchar o no te escuchabas. Ya hasta que te vas familiarizando con estas plataformas y les vas perdiendo el miedo, todo se vuelve mucho más fácil.

También, ya no sólo es escuchar al Chef que te está dando clases, sino ahora nosotros participamos exponiendo y eso te da otro conocimiento en el manejo de las plataformas pues tienes que proyectar tu presentación y todo eso.

Eso nos obligó a dejar un poco de lado PowerPoint y  empezar a usar plataformas como Canvas para realizar nuestras presentaciones.

Así que, muchas personas que sólo usaban el teléfono, WhatsApp y Facebook, ahora requieren aprender a usar otras herramientas y eso está bien porque el avance de la tecnología no se va a detener.

Es verdad, que la pandemia aceleró la migración a estas plataformas; no obstante lo cierto es que después de que pase esta situación, seguirá avanzando el uso de la tecnología y debemos aprender a usarla para no quedarnos fuera.

Lo que te detiene es el miedo; pero no la edad

Finalmente, Eva Marina señaló que muchos de sus excompañeros de trabajo, le han expresado su admiración por arrojarse a estudiar una carrera totalmente distinta, en vez de optar por alguna maestría o doctorado.

“Cuando decidí estudiar la licenciatura en Gastronomía estaba muy determinada y ahora veo que es una labor que me hace feliz, incluso mi esposo me ha dicho que mi cara cambia cada que estoy en clases.

Aprendí mucho de mi carrera anterior y creo que tengo otras habilidades desarrolladas que pueden ayudarme en el mundo de la Gastronomía.

Al principio, cuando me plantee la idea de estudiar esta carrera, sí me vino a la mente el pensar que ya era grande; pero no dejé que ese miedo me detuviera”, afirmó.

Para Eva Marina, muchas veces los obstáculos son pretextos que nos ponemos para no salir de nuestra zona de confort, por miedo.

Pero si los llegamos a tomar desde otra perspectiva, estos pueden convertirse en una piedra que te ayudará a construir el camino para llegar hasta tus metas.

¿Qué te pareció la historia de Eva Marina? Así como ella, no dejes pasar tu oportunidad de ser el Chef que tanto seas, ya sabes que para estudiar Gastronomía no importa la edad.

Si te gustaría comenzar a estudiar Gastronomía, entonces no dejes de leer el siguiente artículo que te recomendamos, en donde conocerás lo que te ofrece la licenciatura ejecutiva para que lo logres:

8 ventajas de estudiar una licenciatura ejecutiva en Gastronomía

 

Leave a Reply

Estudia en CORBUSÉ >