Mejora tus habilidades culinarias con la práctica

mejora-tus-habilidades-culinarias-con-la-practica

Mejorar tus habilidades culinarias siempre es posible y la práctica es la mejor forma para lograrlo, ya que el contacto directo con los utensilios e ingredientes permite conocer mejor su manejo, textura, tiempo de cocción y demás características que ayudan a mejorar su manipulación.

La cocina tiene fama de ser un lugar peligroso y un tanto complicado; sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que, si se tiene el cuidado pertinente y se rompen los prejuicios, es posible pasar momentos únicos que otorguen satisfacción a corto plazo.

Cocinar es una disciplina que se desarrolla a través de la experiencia y la experimentación, por lo que atreverse a probar y combinar sabores, olores, texturas y técnicas de cocción es la fórmula para mejorar.

 

 

También te interesa leer: 4 libros de la gastronomía para principiantes

 

 

No tengas miedo a equivocarte

La realidad es que seguramente no todo te resulte bien al primer intento, por lo que perder el miedo a equivocarte y fallar es el primer paso para lograr mejorar en muchos sentidos, y en la cocina no es la excepción.

La prueba y error es la única forma en la que aprenderás acerca de las cosas que funcionan y las que no a la hora de preparar tus alimentos, de esta manera podrás aprender a medir cantidades, tomar tiempos, regular temperaturas y utilizar herramientas, que en general son las reglas básicas para cualquier preparación.

Algunos consejos para que no mueras en el intento

Desde nuestra experiencia, podemos darte algunos consejos que muy pocas personas te dicen; pero que estamos seguros te pueden ayudar a tener mayores probabilidades de éxito dentro de la cocina.

  1. Tus cuchillos siempre deben estar bien afilados, ya que te harán todo el trabajo más sencillo y evitarás mucho desorden
  2. No pongas cerca alimentos fríos y calientes, ya que pueden descomponerse e incluso puede ser peligroso.
  3. Nunca manipules chiles sin guantes, ya que la capsaicina (lo que hace picante al chile) es una resina que se queda impregnada a los dedos y puede generar irritación y fácilmente transferirse a otras partes del cuerpo como los ojos, o incluso contaminar otros alimentos.
  4. Debes tener una tabla de cortar para cada alimento, una para carnes, otra para pescados, una para verduras y otra más para frutas para evitar la contaminación cruzada.
  5. Desgrasar un caldo o salsa es más sencillo, si lo haces pasando por la superficie un cubo de hielo, así la grasa se adherirá por arte de magia.
  6. Siempre ten un colador cerca de ti, es el mejor utensilio para separar sólidos y líquidos, que, aunque no lo creas, es una de las tareas más recurrentes en la cocina.

 

 

También te interesa leer: ¿En realidad son útiles los cursos de cocina?

 

 

No pierdas la calma y confía en el proceso

Como toda disciplina, desarrollar habilidades dentro de la cocina lleva tiempo, más allá de la cocción de alimentos, y si bien es verdad que para algunas personas es más sencillo, no debemos perder de vista que cada uno lleva ritmos diferentes; pero lo importante siempre es disfrutar de cada etapa y tener claro el objetivo.

Si te interesa mejorar mucho más tus habilidades culinarias, te invitamos a descargar el siguiente e-book gratuito, donde entenderás si estudiar algún curso de gastronomía es la opción para ti según tus objetivos.

e-book gratis por qué debo estudiar gastronomía

Leave a Reply

Estudia en CORBUSÉ >