dale-un-toque-dulce-a-tu-vida-9-postres-de-chocolate-que-puedes-hacer

 

Los postres de chocolate son deliciosos, generalmente sencillos de preparar y les gustan tanto a los niños como a los adultos.

Por esa razón, si eres un amante de la cocina y, especialmente, de los platos dulces, ¡no puedes dejar de leer este artículo!

En las próximas líneas te mencionaremos 9 de los más suculentos postres de chocolate que puedes hacer para sorprender a tus seres queridos.

Incluso, si te apasiona el mundo culinario y deseas realizar un curso o estudiar la carrera de Gastronomía, aprender a preparar estas magníficas recetas es un buen primer paso para convertirte en un profesional.

Entonces, ¿ya estás listo para conocer estos postres? Si tu respuesta es “sí”, ¡echa un vistazo!

1. Pop cakes

La preparación de este postre es sencilla y divertida. Por eso, usualmente se enseña en clases de cocina para niños.

Sin embargo, que sea fácil de hacer no quiere decir que deje de ser delicioso y te sirva para complacer a los comensales, sobre todo a los más pequeños de la casa.

Para elaborar pop cakes deberás hacer un bizcocho. Necesitarás lo siguientes ingredientes para lograrlo:

  • 100 gramos de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 100 gr de chocolate negro.
  • Frosting o glaseado (por ejemplo, dulce de leche o leche condensada).
  • Chocolate de cobertura.
  • 1 cucharadita de harina.

Por otro lado, tendrás que juntar foundanttopings de azúcar y palitos para elaborar la decoración, lo que permitirá que un bizcocho tradicional se transforme en pop cake.

¡Bien! Para iniciar, debes hacer el bizcocho. Comienza por fundir el chocolate negro junto con la mantequilla al baño de maría, bate 2 huevos junto con el azúcar, hasta doblar su volumen, y une ambas mezclas.

Después, espolvorea la harina y remueve constantemente durante unos 5 minutos. Al estar compacta la mezcla, viértela en un molde y hornearla durante 20 minutos a 180º.

Por último, deja enfriar el bizcocho y desmígalo en un bol, en el que luego añadirás el frostingo glaseado que hayas elegido.

Cuando obtengas la consistencia esperada tras mezclar las migas con el frosting o glaseado, prepara cuantas bolitas puedas y déjalas enfriar en la nevera durante 1 hora.

Mientras las bolitas están refrigerándose, es un buen momento para que fundas el chocolate de cobertura (puede ser en el microondas) con el que las bañarás, para que después las vuelvas a colocar en la nevera durante 1 hora más.

Finalmente, toma las bolitas, añádeles el palito, báñalas otra vez en chocolate e, inmediatamente, decóralas con el fondanttopings de azúcar y cualquier otro elemento que se te ocurra.

Como ves, se trata de una receta que, a pesar de ser sencilla, es extensa, así que debes ser cuidadoso en cada paso para que quede realmente perfecta.

Hablando de recetas fáciles, seguro te agradará leer este artículo:

Platos franceses: recetas sencillas para amantes de la cocina

Si aprendes a preparar este tipo de platos, podrás servirlos como antesala de los más exquisitos postres de chocolate.

2. Tarta de chocolate y plátano

Si alguna vez has pensado “estudiar para chef: ¿es una buena idea?”, recetas como ésta te ayudarán a despejar tus dudas.

La tarta de chocolate y plátano, al demandar de minuciosidad y destrezas en la cocina, es uno de esos postres que pondrá a prueba tu vocación para convertirte en un profesional del mundo culinario.

Aunque es una receta que requiere de muchos pasos, no se necesita una gran cantidad de ingredientes para elaborarla. Podrás realizarla si cuentas con 200 gr de masa quebrada, 250 gr de chocolate, 4 plátanos medianos, 100 gr de mantequilla, la misma cantidad de azúcar y una cucharada de zumo de naranja.

En cuanto a la elaboración, el primer paso es estirar la masa quebrada sobre una superficie plana y previamente enharinada.

Cuando la masa se convierta en una lámina plana y sin grumos, utilízala para forrar 4 moldes de tartaletas individuales.

Luego, deberás pinchar la masa en el fondo de los moldes con un tenedor y congelar durante 15 minutos.

Cuando saques las tartaletas del congelador, tápalas con una hoja de papel de aluminio, colócales encima un peso ligero (puede ser el excedente de la masa quebrada) y hornéalas a 220º durante 10 minutos.

Después, retíralas del horno, quita el papel de aluminio y el peso y vuélvelas a colocar, esta vez durante 20 minutos a 200º.

Mientras se hornean las tartaletas, derrite el azúcar junto a una cucharada de agua en una sartén, agrega los plátanos cortados en rodajas y déjalos hervir durante un par de minutos.

Ahora, ¡vamos con el chocolate! Deberás trocearlo, agregarlo a un cazo con mantequilla y zumo de naranja, fundirlo en baño de maría y remover muy bien.

Mientras realizas esto, las tartaletas seguramente ya estarán en su punto exacto, así que tendrás que desmoldarlas para que las unas, las cubras con la preparación de chocolate y les agregues, en forma de corona, las rodajitas de plátano.

¡Y listo! Eso sí, no olvides preservar la tarta de chocolate con plátano en la nevera hasta que llegue la hora de servirla.

3. Tarta de chocolate y fresas

Así como un experto en cocina italiana debe saber hacer pasta fresca, un amante de los platos dulces necesita dominar el arte de preparar tarta de chocolate y fresas.

Éste es uno de los postres de chocolate más populares y demandados por los comensales y, por suerte, estás a punto de aprender a elaborarlo.

Antes de enseñarte el paso a paso de la receta, es importante que sepas que se requieren dos grupos de ingredientes: uno para la masa y otro para el relleno.

Para la masa necesitarás 300 gr de harina, 50 gr de cacao en polvo, 100 gr de azúcar, 250 gr de mantequilla y 1 huevo.

En cuanto al relleno, demanda 3 cucharadas de crema de avellana y cacao, la misma cantidad de nata, azúcar glas al gusto y, por supuesto, fresas, específicamente 250 gr.

¡Perfecto! Ahora vamos con la elaboración, que se debe comenzar con la preparación de la masa.

Para eso, tendrás que mezclar la harina con el cacao y el azúcar en un bol grande, en el que puedas hacer un hueco en el medio, en forma de volcán, para agregar la mantequilla y el huevo.

Después, llega el momento de amasar. Hazlo con mucha sutileza y uniformidad, hasta que hagas una consistente bola que puedas envolver en papel transparente de cocina para luego meterlo en el refrigerador.

Cuando hayan pasado 20 minutos, saca la bola de masa del refri, estírala con un rodillo sobre una superficie lisa y utilízala para forrar un molde de tarta de tamaño mediano, previamente enmantequillado. No olvides recortar los bordes que sobresalgan.

Luego, pincha el fondo de la base con un tenedor, coloca encima un peso ligero e introduce el molde en el horno, obligatoriamente precalentado a 180º, durante 15 minutos.

Al sacar del horno, deja enfriar durante media hora.

Mientras tanto, prepara el relleno. Para eso, monta la nata a punto de nieve firme y mézclala con la crema de avellana y cacao.

Después, rellena la tarta con esta suculenta crema y métela en el refrigerador.

Finalmente, lava muy bien las fresas, córtalas por la mitad y repártelas encima de la tarta, que debe ser refrigerada otro rato antes de servir.

4. Brownie

Cuando quieras apostar por algo sencillo, práctico y tradicional, el brownie es ideal. Este postre es uno de los más populares y favoritos de los niños.

Para realizar la receta necesitarás una lista de ingredientes relativamente larga. Algunas de las cosas que requieres son:

  • 250 gr de chocolate negro.
  • 250 gr de mantequilla.
  • 300 gr de azúcar.
  • 3 huevos enteros y 1 yema.
  • 60 gr de harina.
  • 60 gr de cacao en polvo.

Además, también necesitarás un pellizco de levadura, sal al gusto y 2 cucharadas de azúcar glas.

El primer paso para elaborar un brownie es mezclar mantequilla a temperatura ambiente con azúcar hasta que se blanquee.

Después, corta el chocolate en trozos (reservar 50 gr) y agrégalos a un cazo para que los fundas en baño de maría.

Mientras se derrite el chocolate, debes batir ligeramente los huevos con la yema y, en otro recipiente, mezclar la harina con el cacao, la levadura y un pellizco de sal.

Luego, añade los huevos batidos cuidadosamente al chocolate fundido y unifica con la batidora. Cuando esté todo integrado, agrega la mantequilla con el azúcar, los trozos de chocolate restantes y la mezcla a base de harina.

Tras juntar todas las mezclas, remueve durante 5 minutos con mucha minuciosidad y uniformidad. Después, vierte la mezcla en un molde, previamente forrado con papel sulfurizado, y deja hornear durante 30 minutos a 180º.

Cuando el bizcocho esté listo, déjalo enfriar durante 10 minutos para que después lo desmoldes y cortes en trozos cuadrados. Antes de servir, espolvorea con azúcar glas.

Si sigues esta receta al pie de la letra, harás un delicioso brownie que puedes separar en unas 4 porciones individuales.

5. Frappé de chocolate

En los momentos en que desees preparar un postre delicioso, pero que resulte económico, puedes optar por un frappé de chocolate.

Para elaborarlo, no tendrás que invertir mucho dinero ni tiempo. Simplemente, necesitarás 5 ingredientes y cumplir unos sencillos pasos.

Con 500 mililitros de leche de almendras, la misma cantidad de leche de coco, 100 gr de azúcar moreno, 65 gr de chocolate en polvo y 1 cucharadita de canela te bastará para preparar frappé para 5 personas.

Para empezar, debes colocar en el congelador los vasos en que servirás el frappé para que estén bien fríos al momento de degustarlo.

Después, vierte la leche de almendras en cubiteras y guárdalas en el congelador hasta que se haga hielo.

Cuando se congelen los cubos de leche de almendras, échalos en el vaso de una licuadora potente y tritúralos junto con la leche de coco hasta que obtengas una consistencia de granizado.

Luego, añade el chocolate en polvo, la canela y el azúcar moreno para que vuelvas a triturar, esta vez durante 1 minuto.

Finalmente, saca los vasos del congelador y reparte el frappé, uno de los más suculentos postres de chocolate que puedes hacer.

Es importante que sirvas esta dulce bebida de inmediato, ya que con los minutos perderá la consistencia de granizado.

Si quieres darle un toque distintivo, puedes agregar un chorrito de vainilla a cada vaso antes de servir.

6. Cheescake de chocolate

Otro de los postres de chocolate predilectos es el cheescake. Es uno de esos “pecados” dulces que tientan a cualquiera.

Para realizarlo, necesitas preparar, de forma separada, el pastel y su cubertura. A continuación, te enseñaremos a hacerlo.

El pastel

Para elaborar el pastel necesitarás 4 huevos, separados en yemas y claras, 150 gr de queso crema, 100 gr de chocolate (con un mínimo de 70% de cacao), 100 gr de leche, 75 gr de azúcar de coco y 30 gr de cacao puro.

Cuando te dispongas a prepararlo, debes precalentar el horno a 150º. Es importante que expulse calor tanto en su parte superior como en la inferior.

Mientras el horno se calienta, debes montar las claras a punto de nieve, añadirles azúcar de coco y remover hasta que obtengas un consistente merengue, el cual tendrás que reservar en la nevera.

En otro recipiente, remueve el queso crema junto con las yemas hasta que se forme una mezcla uniforme y, sobre todo, sin grumos.

Mientras reposa un poco la mezcla, derrite el chocolate en baño de maría para que posteriormente lo añadas y vuelvas a mezclar.

Después, agrega la leche, el cacao y sigue mezclando hasta que se homogenice.

Finalmente, echa poco a poco las claras a punto de nieve que preservaste anteriormente e intégralas de forma manual, con movimientos envolventes y constantes.

Si cumples estos pasos, tendrás una mezcla perfecta, así que la próxima etapa será llevar a cabo una técnica de horneado impecable.

Para eso, viértela en un molde y fórralo con papel de hornear. Luego, hornea durante 15 minutos a 180º y otros 30 más a 120º.

Después de los 45 minutos de preparación, apaga el horno y deja que el cheescake repose adentro durante media hora.

Si quieres que el pastel quede con la consistencia y sabor adecuado, ¡no abras el horno en ningún momento!

Además, al transcurrir los 30 minutos de reposo, debes esperar otros 5 para que se atempere fuera del horno y, después, reservarlo.

La cobertura

Si al llegar a este punto estás un tanto agotado, ¡tranquilo! La preparación de la cobertura es mucho más breve que la del pastel.

Para hacerla, pica el chocolate y échalo en un bol pequeño, en el que posteriormente añadirás la leche (previamente calentada) y removerás hasta homogenizar.

Después, introduce el chocolate en una manga pastelera y colócalo sobre la superficie del pastel.

Para terminar, añade pedacitos de cacao sobre el cheescake para que, además de tener un delicioso sabor, luzca genial.

¡Buen provecho!

7. Helado de chocolate y menta

¿Te gustan los helados? De ser así, esta te parecerá una de las mejores recetas de postres de chocolate.

En pocos minutos y con varios ingredientes saludables prepararás un práctico helado de chocolate y menta que le dará a tu día un toque dulce y, a la vez, frío.

Para realizarlo, necesitarás 200 gr de plátano congelado, 5 hojas de menta fresca, 20 gr de cacao puro en polvo, 2 cucharaditas de miel y un puñado de trozos de chispas de cacao y almendras picadas.

Para empezar, debes tomar los trozos de plátano, previamente congelados, y triturarlos junto con la menta y el cacao puro en polvo hasta que obtengas una crema sin grumos.

Posteriormente, pasa la mezcla a una manga pastelera de boca ancha y sírvela en un recipiente o vaso de vidrio.

Después, espolvorea las almendras y la mitad de un puñado de chispas de chocolate sobre el helado.

Prácticamente sin pestañear, mezcla la otra mitad del puñado de chispas de chocolate con la miel para que prepares el sirope, que finalmente verterás sobre este suculento postre frío.

Como ves, es una receta sencilla y, sobre todo, muy rápida. Si eres hábil en la cocina y cuentas con los implementos necesarios, no tardarás más de 10 minutos en prepararla.

Si utilizas la misma cantidad de ingredientes que mencionamos, tendrás una muy generosa porción de helado de chocolate con menta, que puede ser compartida por una pareja de comensales.

8. Lamington cake

¿Conoces este postre? Se trata de una tradicional receta australiana que te ayudará a sorprender hasta al más exigente comensal.

Para que aprendas a realizarla, debes leer con mucha atención, ya que demanda una importante cantidad de ingredientes y varios pasos que debes seguir al pie de la letra.

Para explicarte de forma detallada, dividiremos la receta en 2 partes: la preparación del bizcocho y la cobertura.

El bizcocho

Si quieres hacer este rico postre para 5 comensales, debes disponer de los siguientes ingredientes para preparar un gran bizcocho.

  • 6 huevos.
  • 150 gr de azúcar (preferiblemente moreno).
  • 300 ml de leche (de cualquier tipo).
  • 130 gr de harina de repostería.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 chorrito de esencia de vainilla.
  • 50 gr de maicena.

Para iniciar la preparación, precalienta el horno a 180º.

Después, derrite la mantequilla en el microondas y mézclala con el azúcar hasta conseguir una esponjosa masa. Cuando lo hagas, añade y bate los huevos uno a uno.

Posteriormente, tamiza la harina, la sal y la levadura en un bol mediano o grande.

En otro recipiente, específicamente en un cazo, calienta la leche junto al chorrito de esencia de vainilla.

Luego, mezcla la masa de la mantequilla con la de la harina tamizada y la mitad de la leche caliente.

Cuando la mezcla esté homogénea, viértela en un molde cuadrado y hornea durante unos 40 minutos o hasta que introduzcas un palito en el bizcocho y salga seco.

Luego de que saques el bizcocho del horno, déjalo enfriar durante unos 10 minutos y, después, córtalo en 16 trozos.

Después que hagas esto, sólo faltará la cobertura.

La cobertura

Esta etapa de la receta es mucho más sencilla y demanda pocos minutos; sin embargo, es importante que seas muy cuidadoso y perfeccionista en ella si quieres tener como resultado final unas exquisitas porciones de lamington cake.

Para hacer la cobertura, debes derretir el chocolate con la mantequilla en baño de maría. Luego, añade la leche que te sobró y vuelve a mezclar un poco más.

Cuando la mezcla esté compacta y sin ningún grumo de chocolate, baña el bizcocho.

Finalmente, espolvorea coco rallado para que le des una apariencia realmente provocativa.

9. Turrón de chocolate

En estas fechas, sería ideal terminar con una receta típica de Navidad. Por esa razón, te enseñaremos a preparar un suculento turrón de chocolate.

Con 50 gr de manteca de cacao, 60 de arroz inflado, 125 de chocolate negro y 150 de chocolate con leche podrás preparar este postre, que suele acompañar las celebraciones navideñas en muchos países de Latinoamérica.

En cuanto a la preparación, es realmente sencilla. El primer paso es trocear los distintos chocolates, echarlos en un bol junto con la manteca e introducir en el microondas durante un par de minutos.

Al sacar del microondas, remueve hasta obtener una mezcla homogénea, a la que luego le agregarás el arroz inflado.

Finalmente, vierte la mezcla en un molde de silicón para turrones y refrigera de 2 a 3 horas.

Luego de ese tiempo, el siguiente paso es…comer. Sí, esta receta es muy sencilla, así que no tienes excusas para dejar de hacerla.

Si te quieres profesionalizar en el mundo de la cocina, debes dominar preparaciones como ésta y las anteriores. Practica constantemente y verás que pulirás tu técnica en poco tiempo.

Eso sí, aunque la autocapacitación es importante, si realmente quieres ser un experto debes inscribirte en un curso de cocina o, mejor aún, estudiar la carrera de Gastronomía.

¿Te pareció interesante este artículo? Si tienes alguna inquietud o quieres compartir tu opinión con el resto de la comunidad, ¡no dudes en dejarnos un comentario!

Leave a Reply